.

.

jueves, febrero 26, 2009

UNA EXCELENTE OPORTUNIDAD DE QUEDARSE CALLADO


Eso es lo que Joan Manuel Serrat desaprovechó en Viña del Mar, en Chile, en una rueda de prensa, segun acaba usted de leer en el anterior posteo.

De verdad que hace mucho que unja simple... "simple" noticia no me dejaba así de boquiabierto.

Creo que ni la vez que mi novia de 17 años me dejó plantado por irse con un piloto de avioneta de fumigaciones me sentí así de perplejo. Ni cuando mi jefe borrachales me pidió disculpas por dejar escapar sus gases corporales en medio de una junta, para luego despedirme sin previo aviso. Nada se compara a saber que alguien que, siendo yo un adolescente, me inspiró a tocar la guitarra y aprender mi primera canción (Cantares) y que me hacía sentir que los años setentas eran una especie de Renacimiento en pleno corazón de la Ciudad de México, se pone de lado de la sinrazón, se mete en asuntos que ni le van ni le vienen y pierde una excelente oportunidad de quedarse bien calladito.

Porque, dígame usted, ¿que tiene que ver el arte desplegado por Serrat en los asuntos de la política interior de Venezuela? ¿Nunca habría entendido el catalán que si es verdad que se hace camino al andar, ese camino es de quien lo camina y nada mas? ¿Es que acaso las décadas ante los escenarios nunca lo prepararon suficientemente para enfrentar al "monstruo" de Viña y dijo lo que dijo solamente para agradar, de una manera futil al veleidoso monstruo? ¿Qué estaría suponiendo el bueno de Joan Manuel al decir semejantes barbaridades? ¿Que Chavez es un ídolo en Chile? ¿Que el "por qué no te callas" solo fue un éxito de hip-hop de alguna mente más calenturienta que la suya?

Dios mío... uno de mis ídolos ha muerto, y lo peor, que fue de un harakiri horroroso, empachado de grandeza perdida en el limbo. 

Qué pena, Joan Manuel Serrat...de verdad que pena la que siento por tí.

Troy

PD: Ni me pregunten... ese señor no va mas en Punch!! FM.


2 comentarios:

Azul... dijo...

Nada que añadirle, porque es exactamente lo que pensamos y sentimos los venezolanos de bien...

Max dijo...

En Argentina también nos hemos quedado así de boquiabiertos,y esto vá mucho más allá de ideologías,aquí estamos hablando de valores,valores que Don Tarrés se cargó de un plumazo :(

Saludos